Saltar al contenido

Costes Sorpresa o como dejarte dinero por el camino

"Costes"

Los Costes se comerán tu beneficio en cuanto te descuides! Sorpresa!!

"Costes"

Cuando estás al frente de tu negocio una de los asuntos que quieres tener más controladas son los costes. Sobre todo los bancarios, que ya sabemos cómo son los bancos.

Piensas que ya está todo bien presupuestado, pero, a pesar de toda tu vigilancia de vez en cuando te pueden pasar las siguientes sorpresas:

LA DE LA TARJETA:

Tienes una tarjeta Business, que te la dieron para tus gastos, no te fijaste en que el pago era aplazado, y al darte cuenta, has ido a cancelar la deuda pendiente y asunto terminado. ¿Terminado? No, sorpresa, tiene un coste de cancelación anticipada de un 3% , te sale casi tan caro pagarla como dejarla.

LAS DE LA CUENTA DE CREDITO:

Solicitas una pequeña cuenta de crédito, porque no te hace falta más, como unos 10.000 euros, y negocias unas excelentes condiciones, 0,5 % de apertura, … qué maravilla, 50 euros de nada. De nada, exactamente, tienes un pago mínimo de 300 euros por la apertura, lo del porcentaje solo se aplica en cantidades mayores.

Y he aquí, que no te ha hecho demasiada falta utilizarla, y estás tan contento porque los intereses van a ser pocos, error, ¿qué es este pago que no sé qué es? Pues una comisión por no disposición de la cuenta de crédito. No se suele leer, pero también se cobra si no se usa.

LA DE LOS AVALES:

Uf vaya, me hace falta un aval para participar en un concurso, tu banco, generosamente, te facilita la operación, previa inmovilización del saldo en algún producto de ahorro. O sea, que el aval lo tienes cubierto de antemano, vamos que es una formalidad.

Pero ¿lo han considerado técnico (suelen ser de cara a la administración) o económico? ¿es para más de un año?, sea lo que sea y aunque carezca de riesgo, si te lo consideran económico y pasa del año te puede costar el doble de lo que pensabas.

LA DEL COMERCIO EXTERIOR:

Y si haces alguna operación con el extranjero, tu línea de crédito documentario, tiene una comisión por apertura de cada disposición, lo que significa que si haces muchas disposiciones pequeñas, normalmente te tocará pagar unos mínimos bastante majos y no los porcentajes que esperabas.

Todos estos costes, por mucho que nos pillen de sorpresa, están solapados en las operaciones cuando se firman, pero cuando más nos duelen es cuando nos dicen que algo es GRATIS.

Y ES QUE LO GRATIS SIEMPRE TIENE TRUCO

Te ofrecen paquetes de servicios básicos con tarifas planas (cuenta + transferencia + tarjeta debito), o directamente GRATIS, a cambio de cumplir ciertos requisitos, que, por supuesto, no son pagar comisiones.

Algunos implican hacer un número x de transferencias, de ingresos, de operaciones de TPV, y que alcancen un mínimo de ciertos importes al mes. Tiene lógica, el banco gana volumen y a ti te sale más barato.

Además te suelen pedir que pagues nóminas, impuestos o seguros sociales a través de su cuenta, ellos también ganan por esta parte porque te obligas a tener siempre dinero para cubrir tus obligaciones.

Normalmente te piden dos de cada tres requisitos para cumplir las condiciones del GRATIS, pero ¿qué puede ocurrir si no estás atento a cumplirlas?, ya que la verdad, algunas son bastante retorcidas, …

Pues que de repente empieces a pagar por todo, y en el mejor de los casos lo reclames y te digan “claro, es que este mes no cumplió las condiciones”, que no te vuelva a ocurrir, que” no podemos hacer nada”.

RESUMIENDO

En resumen, lo cierto que es no hay nada gratis en el sistema financiero, y cuando lo parece, resulta aconsejable ver dónde está la ganancia para el banco, si no la ves, seguro que hay un coste sorpresa acechándote cuando menos te lo esperes.

Y tú ¿qué opinas? ¿te ha ocurrido algo parecido alguna vez? Si te gustó, compártelo, gracias.

 

[ois skin=”2″]