Saltar al contenido

Hola

Te voy a contar algo que cambiará la forma de presentar tus datos financieros y que incrementará tu Autoridad y tu Influencia. Te entenderán, convencerás y seducirás a tu público (el que sea) si cuentas historias que tengan sentido con tus datos financieros.

Porque lo importante de los datos financieros no son las cifras, sino su significado.

Practica el Storytelling con datos financieros.

Además de mis consultorías y mentorías, me apasiona la formación, especialmente, las presenciales. A la cuales siempre llego con una maleta de verdad, de esas con ruedas y tal.

Como te decía, me apasiona la formación en la que practico la consultoría en el aula. O, dicho de otra forma, son formaciones cien por ciento aplicables en el mismo momento con el objetivo de potenciar o generar habilidades en los participantes.

Cuando tenía 20 años, se me cruzó el Banco Santander en mi camino y me enamoré de los números de las empresas y de su financiación.

Pero… (y aquí está la clave) yo tenía que haber sido paleontólogo. Quería descubrir los secretos de la humanidad. Quería ser un Indiana Jones y este sueño ha influido en mi visión de la formación.

Pronto, me di cuenta del gran problema de los números de la empresa

No es suficiente con comunicarlos, ni siquiera con explicarlos.

¡Tienen que entenderte!

¡Tienes que convencer!

Hagamos un ejercicio rápido:

Vas a cerrar los ojos después de leer este párrafo y vas a pensar en lo que te juegas en tu próxima presentación. ¿En cómo te sentiste cuando en tu última presentación de datos no te entendieron? ¿Qué sentiste? ¿Vergüenza, miedo, angustia, …? Te lo juegas todo a un tiro. Todo o nada.  Venga, cierra los ojos y piensa en ello.

Bien, mi padre decía que los problemas no existen. Si no tienen solución, no existen. Si tienen solución, tampoco existen. Y este problema tiene solución.

¿Qué es esto del Storytelling con Datos Financieros?

Esto no es nuevo, más bien todo lo contrario… Los egipcios y los griegos ya lo practicaban y… ¡¡sin Power Point!!.

No creo en las coincidencias, pero se dieron tres

Ni una

Ni dos

Sino 3  

Primera, estaba en un desayuno con varios directores financieros y me dijeron: “No nos entienden cuando mostramos la cuenta de pérdidas y ganancias”, “Cuando llega nuestro momento de hablar, la gente de desconecta”, “No sé qué problemas tienen cuando proyecto la excel.” Les di varios consejos a cada uno de ellos para mejorar y les pedí que me dijeran qué tal les había ido.

Poco después, segunda, me llamó el director general de una asociación de directivos financieros y me dijo que uno de los problemas más comentados de sus asociados era que no se sentían cómodos con sus presentaciones de datos. No les entendían, se desconectaban o “iban a su bola” preguntando cosas irrelevantes de los datos proyectados. Me pedía una solución.

Unos días después, tercero, en un mentoring con el CEO y el Financiero de una startup me contaban que no habían sabido llegar a los inversores con su proyecto en el último Investor Day en el que habían participado. Miré su presentación. Todo OK hasta… el apartado financiero. Gráficos y proyecciones, gráficos y proyecciones.

Al final de la semana siguiente, mis amigos financieros me dijeron que habían puesto en práctica algunos de mis consejos y que sus presentaciones habían ido mucho mejor. Me pidieron más consejos.

Te decía, NO creo en las coincidencias. Yo no. ¿Cómo podía solucionar el problema?

Déjame que te cuente cuatro cosas antes de ver la solución

Solo cuatro

Me explico.

Como te decía, siempre me han gustado mucho las formaciones presenciales en las que practico “la consultoría en el aula”, pero no me sentía cien por cien cómodo.

¿Por qué?

Porque, aunque las hacía entretenidas y participativas, muchas veces, pasado el tiempo, quedaban un poco en el olvido del día a día del negocio.

Entonces fui incorporando cosas para hacerlos cien por ciento eficientes.

PRIMERA COSA

Negación

Lo primero que hice, desde siempre, fue negarme a llevar diapositivas con un PowerPoint para contarte “lo de siempre” sobre presentaciones ¿eficaces? y que la gente se duerma.

Eso no lo hago.

Si tienes problema de insomnio te recomiendo vídeos de Storytelling o de gatitos en Youtube.

Bien.

Mis formaciones duran 8 horas y son habladas e improvisadas. Llevo ordenador y llevo papel, y casi todo en blanco y para los demás. (Luego entro en detalles, no te asustes).

Lo que hago, porque funciona muy bien, es presentarte tus datos financieros desde distintos ángulos contando historias.

La gente los interioriza muy bien y se entretiene.

Hablamos del significado de los datos, no de los datos, de sus relaciones, de cómo se afectan los unos a los otros, de los mejores elementos visuales para presentarlos. Y descubrimos dónde está todo eso, cómo explicarlo de forma clara y sencilla, cómo retener la atención del público.  

La verdad…, la gente, ahí, ve que hemos arrancado bien. Pasamos un buen rato.

SEGUNDA COSA

Personalización

Con el tiempo me di cuenta de que para mejorar la experiencia debía personalizar las formaciones.

O sea, después de esa introducción que te comentaba hace un momento, empezamos a mirar las presentaciones y los datos de la empresa por dentro y por fuera. Por arriba y por debajo. Vamos a mirar desde distintos ángulos.

Así que vemos qué datos comunicar, cómo presentarlos, cómo explicarlos, cómo mantener a la audiencia enganchada y qué elementos visuales son los más adecuados. La gente hace preguntas, participa y se entretiene, aprende. Aprenden un montón. Hay mucha motivación ahí, y personalizar las formaciones tienen 2 consecuencias directas:

  • El nivel de la formación se dispara. No es lo mismo que yo vaya allí a contar cosas como un loro de repetición a que me prepare en profundidad una formación sobre presentación de datos financieros y storytelling utilizando tus cuentas y los datos de tu negocio. La cosa cambia.
  • La gente se involucra y se entretiene mucho más. Improvisamos, como en el teatro. Ojo, no les pongo a dar palmas, ni a saltar, ni a bailar congas, trato a tu gente con respeto, y no como si no supieran deletrear su nombre. Nos lo pasamos bien, pero sin hacer el gilipollas, para que me entiendas.

TERCERA COSA

Asimilación

Después de eso, empecé a incorporar a mis formaciones lo de la maleta.

¿Qué es eso?

Pues nada, llevo la formación en papel para todos los asistentes, ojo la entrego al final, antes no.

Al final.

Cada participante se lleva uno o varios de mis cursos / formaciones dependiendo del tema que tratemos en profundidad.

Para que lea.

Y no te preocupes que incluso tu empleado más empanado va a leer. O sea, yo lo hago para que lea y aprenda. No tiene mucho sentido, es mi trabajo.

Eso ayuda mucho a la experiencia porque ya sabes que si vas a un curso de un día, y luego, como no implementes y sigas aprendiendo, se olvida.

Entonces, si no hiciera todas estas cosas pasarían tres meses y una mañana, tomando un café, en un descanso, el contable le diría a la de tesorería: “Pues era muy majo el menda que vino con aquella maleta a dar la charla y sabía la hostia de Storytelling y de finanzas, pero no tengo ni idea de cómo hacerlo ahora”.

Eso podría pasar, y a mí no me gusta que eso pase.

Y no quiero que pase porque, si aprendes a comunicar tus finanzas (de las de verdad, la de los mayores) tu Autoridad y tu Influencia van a crecer, vas a entender mejor tus finanzas, vas a adelantar a tu competencia  y vas a ganar más en tu negocio, entre otras muchas mejoras.

Bueno, pues en buena parte eso queda solucionado porque te dejo todo lo que hablemos en la charla por escrito. En formato curso, para su asimilación.

Y, oye, después de la formación presencial, te digo que eso ayuda de manera considerable.

Mucho.

Mucho, mucho.

Pero no lo vamos a dejar aquí.

¿Pero sabes realmente lo que lo cambió todo?

¿Sabes por qué he tenido la obsesión de convertir mis formaciones presenciales en algo profundamente útil para tu negocio y cómo he logrado que eso suceda?

CUARTA COSA

Participación

Lo siguiente que incorporé fue la auditoria posterior.

Eso fue un cambio radical.

¿En qué consiste?

Muy fácil….

Además del curso personalizado y presencial, además de las formaciones físicas para que la gente lea e interiorice todo lo que hemos visto, además de todo eso, luego audito en profundidad tu presentación, tus elementos visuales y tu historia.

De esta manera te “obligo” a implementar, pues, cuando lo hagas y aprendas conmigo, te diré qué cambiar, qué está bien, qué reforzar, qué ángulo es el más apropiado…. En fin, esto es saber otro nivel más.

No solo formo a tu equipo, es que todo lo que hablemos, todos los mensajes que vamos a ir sacando durante la formación, que es totalmente viva e improvisada, en el mejor de los sentidos, los vas a poner en tu plan de acción y en tu solicitud de financiación y después te los voy a revisar en profundidad.

Vas a aprender y vas a cambiar la cara de tu negocio, y vas a saber por qué hacemos lo que hacemos.

Para mí, esto es importante, vas a saber en profundidad el motivo de cada cosa.

No voy allí, te leo cuatro diapositivas, te duermes un rato, me invitas a un café y nos olvidamos.

Nada de eso.

Además, durante la formación, como todo el mundo me pregunta lo que quiera, te comento muchos errores que he vivido en negocios en los que he participado, qué aciertos y demás. Vale su peso en oro.

Datos, números, ratios,…

Finanzas, rentabilidad, tesorería, fondo de maniobra, capacidad de pago y de endeudamiento,… estrategias y tácticas, ya sabes, lo importante no son los datos, sino su significado. Eso, muchas veces, ya vale lo que vas a tener que invertir en todo esto.

Vamos a trabajar en los problemas reales de comunicación financiera de tu empresa, no a pasar el rato. Y también entretenerse es muy compatible con hacer las cosas bien y útiles. ¿Quién ha dicho que los datos financieros tienen que ser aburridas?

¿Un curso de Storytelling con Datos Financieros?

Sí, porque las presentaciones de datos financieros no van sobre los datos, sino sobre su significado. Así que había que estructurar el curso de una forma diferente para conseguir presentaciones financieras WOW.

El tesoro no está en la isla desierta, está siempre en tus cuentas.

Siempre.

Vamos a trabajar temas que van a cambiar tus presentaciones, pero, sobre todo, tu forma de explicar tus datos financieros.

Con la gente formada, implicada y preparada. Eso es lo que hago por ti.

Las empresas que crecen son las empresas que saben persuadir, seducir, convencer con sus datos financiero y yo te voy a enseñar a hacer eso, y además te voy a guiar en todo el camino.

Y tendrás mi apoyo antes (voy a personalizar la formación), durante (vamos a bajar a las profundidades de tu negocio y vamos a crear soluciones ese mismo día) y después (tienes mi auditoría y mi soporte para cerrar el círculo).

Antes de decirte lo que cuesta esto, te digo cómo va.

La formación presencial son ocho horas, me desplazo a cualquier punto de España y las doy en un día. Lo puedo hacer en dos si lo prefieres con un incremento de precio. Ahora te comento…

Como te dije antes, no me importa el tamaño de tu empresa, pero si me importa que tu empresa tenga un proyecto y gente competente. Eso sí me importa, porque ahí es donde se ven resultados

Si estás arrancando y andas muy perdido, hay otro buenos profesionales que te pueden ayudar en esta dase, pero yo no soy esa persona. Yo trabajo con empresas con proyectos serios y que necesitan la mejor formación posible en una de las habilidades y disciplinas más importantes de la empresa.

Comunicar, persuadir, convencer con sus datos financieros para ganar en Autoridad e Influencia.

OK, ¿Qué vamos a ver?

La formación presencial son ocho horas que organizado en cuatros bloques de dos horas cada uno.

Primero, vamos contextualizar

Antes de abrir el Power Point hay que saber quién es tu audiencia, el objetivo de la presentación, es decir, qué quieres que hagan o que recuerden o aprendan (sino se queda coja) y cómo resumir la presentación en una Gran Idea.

Segundo, el significado de los datos

Revisaremos los distintos significados que tienen los datos y cómo se entrelazan unos con otros. Practicaremos cómo a hacer los datos memorables para que se entienda y se retengan.

Tercero, los elementos visuales efectivos

No todos los elementos visuales con buenos en una presentación de datos financieros. Revisaremos los elementos visuales efectivos que apoyan y resaltan tu profesionalidad y descartaremos los destructivos.

Cuarto, las preguntas.

Dedicaremos un bloque entero a resolver todas las preguntas que surjan. Antes dejaba solo media hora, pero después de un taller de dos horas en el que me quedé resolviendo dudas durante cuatro, entendí que había que reservar un espacio único para enriquecer las formaciones.

Personalización, personalización y personalización.

Qué si no.

Vale, ¿Cuánto cuesta esto?

Pues que me prepare la formación personalizada del curso presencial, de los cursos físicos a todos los participantes son 1.480 euros.

Eso incluye mis desplazamientos y hotel. Me lo pago yo. Si tengo que ir a alguna isla el precio sube 600 euros.

Eso si lo hacemos en un día, formato de mañana y tarde. Si lo quieres dividir en dos días  para adecuarlo a tu organización, son 2.180  euros (También sube 600 euros si tengo que ir a alguna isla).

Es porque me obliga a pasar un día más donde sea que esté tu empresa. Y el tiempo tiene un precio considerable.

Es por eso. Si me tengo que quedar otro día y otra noche, son 700 euros más.

Formación personalizada + cursos físicos = 1.480 euros, 8 horas, en 1 día.

Y ¿Cuánto cuesta la auditoría de tu nueva presentación?

Una vez finalizado el curso tendrás que ponerte manos a la obra y hacer tu nueva presentación de datos financieros que hemos alumbrado en la sesión.

Pues que someta a una profunda auditoría tu Nueva Presentación de datos y quedemos para hacer una sesión online en la que te explicaré mis conclusiones y te daré mis recomendaciones personalizadas son 1.200 euros más si lo contratas todo junto, formación + auditoria. En total, 2.680 euros.

Importante: a todos los importes hay que sumarles el IVA y los impuestos vigente en cada momento. 

¿Es caro?

Pues te voy a ser muy sincero.

A mí me compensa, no te voy a engañar, es un buen precio por los días de trabajo que invierto. Esto me permite mantener mi S.L. en forma, pagar mis impuestos, gastos de desplazamiento, proveedores y esas cosas, pero me queda un margen, no lo niego. Me compensa.

Ahora, no soy “un listo”, los conocimientos y recursos que voy a poner en manos de tu empresa también van a compensar la tuya y valen más de lo que pido.

Debes tener en cuenta que si yo hiciera la presentación de los datos financieros para tu empresa sería más caro. Muuucho más caro.

Ahora echa cuentas.

Ese es mi trabajo, y eso es exactamente lo que te enseño para tu negocio. Exactamente eso.

Y en esta formación formo a tu gente, os doy los cursos y lo rematamos auditando todo lo que hemos aprendido, o sea, en mi opinión no solicitada de hoy, es muy buena inversión para ti.

Sinceramente.

Además, tienes la tranquilidad de que vais a interiorizar e implementar, porque durante la formación ya vamos a ver tus números, tus necesidades, tus financiación, y después tenéis mi soporte y auditoría para dar el remate final (si quieres, claro).

Así que, definitivamente, sí, es una buena inversión.

Ninguna empresa ha intentado regatear el precio, pero bueno, lo digo por si acaso, el precio no es negociable.

Una vez que concretemos la fecha del curso tendrás que abonar el 25 por ciento de la reserva y el 75 por ciento restante, diez días antes de la formación.

No admito pagos después. Esto tampoco es negociable.

¿Siguientes pasos?

Si tienes una empresa, da igual el tamaño, y quieres que te de una formación presencial con todo lo que hemos visto, envíame un correo con tu nombre, tu email (por favor, el de la empresa, para que te responda) y explicando, brevemente, lo que buscas.

Te escribo y lo concretamos.

Aquí es donde tienes que envíame el email: jmcasero@sherpafinanciero.com

Configurar cookies