Saltar al contenido

Crédito fluye, Crédito no fluye… quién acertará?

"crédito fluye"

¿El crédito fluye, pero con cuentagotas?

"crédito fluye"Este ha sido el titular, palabra arriba, palabra abajo, que ha aparecido este fin de semana en la prensa.

Estoy en desacuerdo con él. Estoy en desacuerdo con determinadas afirmaciones que se han hecho y que pueden llevar a engaños a los lectores.

No pretendo converte de nada. Sólo te hablo desde mi propia experiencia.

1.- El crédito fluye con cuentagotas. Eso es lo que ha estado pasando durante la crisis que estamos terminando.

Sin embargo, yo si he notado cambios, unos más tímidos que otros, en la predisposición de los bancos a estudiar y conceder financiación. Y, además, lo hacen más rápido que antes.

2.- Las mayores dificultades para conseguir crédito están en las operaciones pequeñas, hasta 50.000 €. 

Mi experiencia personal más cercana, operaciones conseguidas para mis clientes me dice que no es así. Todo lo contrario.

Operaciones firmadas: En el mes de junio he firmado (para clientes) 1 operación de 8.000 €, 1 operación de 12.000 €, y 2 operaciones de 20.000 €. Con distintas entidades financieras.

Tiempo media de respuesta: desde que las plantee hasta que se firmarón: 15 días.

Destino: liquidez e inversión. Un 40% para liquidez y un 60% para inversión.

Sigo pensando que la discusión de si el crédito fluye o el crédito no fluye o si fluye con cuentagotas es una discusión vacia.

Que sólo aporta beneficio a los que viven de avivar este tipo de discusiones. Pero que no van a conseguir financiación para tu empresa ni para la mía. Eso tenemos que hacerlo tú y yo.

No todo es tan bonito, pero tampoco es tan negro.

A la hora de solicitar financiación hay, sólo 2 partes importantes 

La Entidad Financiera

Cuya misión es prestar, asegurándose de recuperar lo prestado y ganando dinero. Cuanto más mejor.

Bien directamente, con la operación en si misma,

Bien indirectamente, con todas las compensaciones y servicios que la empresa usa de la entidad.

Las entidades han puesto sus maquinarias a funcionar. Ha anunciado que quieren dar crédito. Que quieren ser “socios” de las empresas. ¿Cómo? Ni tanto ni tan calvo, no? Con que presten y lo hagan bien es suficiente. Lo puedes ver en estos post haciendo clic aquí y aquí.

La maquinaria está anquilosada, tiene atascos, no está brillante. No está bien engrasada.

En más de una entidad se oyen los chirridos que hay entren los “comerciales” y los “de riesgos”. A los primeros se les exige que den préstamos. Los segundos no quieren que se den facilidades. Qué va a ser de ellos si el crédito fluyera a todo trapo?

La otra parte son

Las empresas

Empresas que tienen que dejar de preguntarse:

El crédito fluye con regularidad? Es suficiente para lo que necesitamos las empresas?

Y pasar a preguntarse:

Por qué no consigo el crédito que fluye (aunque sea tímidamente)?

Cuáles son las razones de que no me lo concedan a mi?

Qué puedo hacer para mejorar el acceso a la financiación?

Y una vez analizadas las respuestas trazar un plan de trabajo para empezar a mejorar su acceso a la financiación.

[piopialo ]El crédito fluyó, ha fluido y seguirá fluyendo. Está tu empresa preparada para conseguirlo? [/piopialo]

Unas veces con más alegrías y otras veces con mucho miedo y muy escaso.

Pero tanto te va a dar si el crédito fluye a raudales y tu empresa no está preparada para conseguirla.

Si no las has planificado, sino la has preparado. Si tus números, sobre todo, no son los adecuados seguirás sin tener acceso a la financiación.

Ahora ya nadie se acuerda. Nuestra memoria nos traiciona.

El crédito no ha estado tan parado estos últimos años. Se ha seguido dando financiación.

El crédito no fluyó tan indiscriminadamente como queremos recordar antes de la crisis. En ese momento de bonanza crediticia también hubo empresas a las que se les denegó la financiación.

Siento ser tan crudo. Pero es la realidad.

La cruda realidad!

Así que, si te parece, vamos a ponernos a trabajar en lo que se nos avecina y en lo que necesitamos. Vamos a poner a punto nuestras empresas, nuestros negocios, nuestros balances y cuentas de resultados para poder conseguir la financiación que haya en el mercado.

Tanto si el crédito fluye a raudales, como si lo hace a medio gas, como si lo hace tímidamente.

No te pierdas en discusiones vacias!!

Pongámonos a trabajar en lo que queremos: financiación para nuestras empresas, financiación para nuestros negocios.

Qué te parece? Cuál es tu experiencia con la financiación? Compártelo en los comentarios, por favor.

Foto: My Buffo – Flick