Saltar al contenido

Fuentes de financiación para negocios: Tu dinero

"Fuentes de financiación para negocios"

De todas las fuentes de financiación para negocios tu dinero es la primera en la que debes pensar. 

"Fuente de financiación para negocios"

En el primer post de la serie hicimos un mapa con las 7 10 fuentes de financiación para negocios de las que dispones para financiar tu negocio. Y da igual si eres autónomo, emprendedor y/o pyme.

En este nuevo post de la serie, vamos a ver la primera, Nuestro Dinero:

Nuestro dinero

El dinero que ponemos cuando decidimos embarcarnos en un proyecto. Me da igual, inicialmente, que lo emprendas como autónomo o como empresa. Tienes que poner un capital que te va a servir para poder arrancar y poner en marcha tu negocio.

Si eres una empresa de servicios lo normal es que no te haga falta mucho dinero inicialmente. Si has decidido apostar por fabricar, por ejemplo, el montante inicial será más elevado. Lo importante es que esté proporcionado a lo que quieres hacer para no quedarte corto ni pasarte y tener recursos ociosos.

Pero, amigo mío, tu dinero no sólo se pone al principio y una sola vez. Quién lo ha dicho? Quién ha sentado esa ley o costumbre? Al proyecto hay que seguir alimentándolo de forma periódica.  Sobre todo cuando haces inversiones un poco más elevadas. Es decir, hay que seguir poniendo dinero.

La otra forma de alimentar al niño sin rascarte los bolsillos es reinvirtiendo los beneficios generado por el negocio. Nos sirve para darle “chicha” a nuestro negocio, para fortalecerlo. Para enriquecerlo. Lo ideal, por supuesto, es que el proyecto se mantenga y crezca por si mismo. Es síntoma de buena salud y de longevidad empresarial.

Utilizar tu dinero no significa excluir el resto de fuentes de financiación para negocios. Puedes utilizar un, dos o más de forma combinada para aprovechar los beneficios que cada una de ella puede aportar a tu negocio.

Cada vez estoy viendo más sensibilización en este sentido. Cada vez escucho más emprendedores y emprendedoras que me dicen: no necesito endeudarme para poner en marcha mi negocio. Lo voy a hacer con mi propio dinero, sin recurrir a prestamos.

Sabéis lo que es eso? Es empezar un negocio con fortaleza, bien planteado, sabiendo que hay que generar caja desde el primer día para poder crecer.

Y no, no se limitan por ello. Primero quieren ponerlo en marcha, generar caja, consolidar su idea y su negocio y luego crecerán. Y entonces será el momento de buscar el apoyo de terceros, de financiadores.

Resumiendo, si quieres ser longevo, empresarialmente hablando, de todas las fuentes de financiación para negocios que hay, tu dinero será la primera que tendrás que utilizar.

Quieres contarme tu historia? Hazlo, envíame un email y cuéntame cómo has utilizado las fuentes de financiación para negocios que tienes a tu alcance o si has encarado la puesta en marcha de tu negocio solo con tu dinero. Seguro que sirve de ejemplo a otros emprendedores.