Saltar al contenido

Serie 7 fuentes de financiación para tu negocio #3

"La Financiación que necesita tu negocio"

 

 

"La Financiación que necesita tu negocio"

En la tercera entrega de la serie, vamos a ver las 3 F. Especialmente importante para emprendedores.

 

Las 3 F: Family, Friends & Fools

Familia, Amigos y Locos. Ya, ya sé que puede traducirse por idiotas, pero, por favor, están apostando por tu negocio. Un poquito de cariño, no??

Son vuestros ángeles particulares. Vuestro círculo de confort en el que podéis ensayar esa primera ronda de financiación. Que os va a escuchar y que luego, por supuesto, tomará su decisión, positiva o negativa.

El caso es que habréis hecho un training en financiación que no tiene precio. Que no puede pagarse. Has tenido que explicar tu idea, cómo vas a ganar dinero con ella, qué costes vas a tener (no te olvides de ellos) y qué rentabilidad vas a obtener.

Además, has tenido que valorar tu negocio y así asignar a cada inversión un porcentaje en ella. Has tenido que negociarlo y pelearlo (si no lo haces, mal asunto). Y por fin, tienes ese capital inicial que te hace falta para arrancar.

Todo un triunfo, no tanto por la cantidad, suele ser pequeña, sino por todo lo que has tenido que hacer y aprender para llegar a ello.

Cómo puedes canalizarlo: lo puedes vestir de socios, asignando un porcentaje de participación en la empresa en función del importe aportado. No te olvides de dejar bien claro los roles que cada uno va a jugar.

De establecer si van a participar directa y activamente en la gestión del proyecto. Si además de dinero te va a aportar otras cosas, experiencia, contactos, etc. La forma en la que va a ganar dinero: participación en beneficios y/o vendiendo (cuando sea posible) su participación.

Y por supuesto, pacta de antemano, la forma en la que podrá salir para que llegado el caso no sea perjudicial para tu proyecto.

También puedes vestirlo de préstamo participativo (lo veremos en un próximo artículo). Lo bueno es que aunque se llame préstamo, no cuenta como tal. Aparece como si fuera un capital aportado por los socios, aunque tiene establecido su forma de recuperación.

Esto es especialmente importante para las empresas porque mantienen su nivel de endeudamiento bajo control al contabilizarse en el patrimonio neto de la empresa. Con esta operación te despreocupas de todo lo comentado anteriormente: no participan en la dirección de la empresa, tienen su coste asignado, no son socios, etc. Es una opción a considerar.

 

Cuéntame si has abordado esta forma de financiación, las razones para hacerlo, qué tal te ha ido y alguna anécdota al respecto. Lo publicaré en el blog.

Quiero conocer qué fuentes de financiación sueles utilizar y cómo te relaciones con ellas. Cuéntamelo haciendo click aquí.

Y si te ha gustado lo que has leído, por favor, socialízalo: dale al me gusta, tuitéalo, compártelo.