Saltar al contenido

Serie 7 fuentes de financiación para tu negocio y#5: Administraciones, Banca, Subvenciones y Capital Riesgo

"La Financiación que necesita tu negocio"

Con este post llegamos al final de la serie 7 fuentes de financiación. Mi objetivo era recordártelas. Poner la base de todas y cada una de ellas.

Porque a partir de aquí las vamos a ir analizando en base a lo que puedes hacer con ellas. Vamos a ir viendo cómo puedes utilizarlas y aprovecharlas para desarrollar tu negocio.

Veamos las 4 fuentes de financiación que nos quedan:

  • Las Administraciones
  • La Banca
  • Las Subvenciones y
  • El Capital Riesgo

Las administraciones

Las administraciones están haciendo un esfuerzo importante en dotar de financiación a los proyectos viables (veremos lo que es en otro articulo). Y para ello, utiliza distintas herramientas y sociedades. La característica común, en la mayoría de los casos, es que pretende ofrecer esa financiación a mejores precios que los de la banca.

Suelen ser prestamos a largo plazo, que buscan mejorar la competitividad de las empresas, su consolidación, crecimiento y expansión. Por supuesto, su internacionalización y sus innovaciones.

Hablo de organismos como CDTI, AVANZA, ENISA, ICO, etc. Poco a poco los iremos revisando todos para que los podáis conocer mas en profundidad a ellos y las líneas que gestionan.

La Banca

Todas las señales nos indican que no dan. Que el grifo está cerrado. Pero no es del todo así. La financiación fluye, aunque lo hace tímidamente. La mayoría están inmersas en procesos de fusión y/o arreglando su propia casa. Sin embargo, son los proveedores de financiación por excelencia. Esa es su misión. Y hay entidades que lo están haciendo. Con pequeñas cantidades, pero lo están haciendo. Pero pequeñas cantidades que nos pueden servir. No lo perdamos de vista.

Muchas veces, el problema lo tenemos en casa. No hemos hecho los deberes. Estamos muy endeudados, no ganamos suficiente dinero como para garantizar la capacidad de pago, nuestras garantías están ya muy utilizadas, etc. Llegado a este punto creo que es importante que reflexiones en tu situación. Que no mires fuera, que no eches las culpas fuera. Si no que mires dentro de ti y analices bien tu situación. Si tuvieras que prestarte dinero a ti mismo lo harías?

He hecho esta pregunta bastantes veces en los últimos meses a mis clientes y te puedo decir que el 90% han respondido que no. Bien, al menos eran conscientes de su situación y nos ha servido de base para poder empezar a arreglar la casa. Tu negocio. Hemos empezado a mejorar el acceso a la financiación bancaria.

 Las subvenciones

No son fuente de financiación. Siento desilusionarte. Pero así es. No lo son. Su propio procedimiento lo impide. Te lo recuerdo o te lo cuento por si nunca has pedido una subvención. Tienes que justificar la inversión y/o el proyecto y una vez justificado se procede al pago. Y qué significa «justificar»? Lo has adivinado: tienes que adelantar el dinero. O sea, que de fuente de financiación, nada de nada.

Si son una fuente de ahorro en los proyectos susceptibles de subvencionarse. Pero tardan en llegar, eso ya lo sabes. Mi consejo: analiza con atención tu proyecto, dividelo en tantos subproyectos como puedas que sean susceptibles de subvención. Planifícalo con tiempo, porque en ocasiones los tiempos de presentación son realmente escasos. Pero sobre todo, no condiciones tus inversiones o la viabilidad de tu empresa o proyecto a las subvenciones. Porque entonces… tiene los días contados.

El Capital Riesgo

En los últimos años hemos vivido un importante desarrollo en España del Capital Riesgo en general. Cuando hablo de capital riesgo lo hago en sentido amplio, refiriéndome tanto a las sociedades de gestión de fondos de capital riesgo, tanto privadas como públicas, y a los business angels, los inversores privados. Los últimos se están organizando en asociaciones, bien geográficamente, bien a través de escuelas de negocio.

Quieres saber si el capital riesgo puede ser un buen compañero de viaje? Entonces tienes que responderte a una sola pregunta: El proyecto que tienes entre manos, tu negocio o tu empresa, es la niña de tus ojos? Es tu proyecto vital? Porque si la respuesta es que si, no creo que el capital riesgo sea un buen compañero de viaje. Tu proyecto no es para él. Ni el para tí. Sois incompatibles.

Pero si la respuesta es que no. Si tienes claro que no te importará vender tu negocio, tu empresa, tu proyecto. Más bien lo contrario, tienes claro que ese puede ser uno de sus fines, entonces el capital riesgo es un buen compañero de viaje. A partir de aquí se abre un proceso en el que tienes que seleccionar el mas adecuado, venderle tu idea, que la quiera comprar y poneros de acuerdo en precio, porcentaje, cláusulas, etc, lo que dará pie a su inversión que terminará cuando desinvierta. Cuando salga de la empresa.

Como ves, no hay una única solución para buscar financiación. Hay 7 fuentes de financiación y cada una de ellas tiene, a su vez, múltiples posibilidades, múltiples líneas que pueden servirte.

La reflexión que quiero que hagas es la siguiente: por qué utilizar solo una de ellas. Por qué no combinarlas y aprovechar lo bueno de cada una de ellas beneficiando a tu proyecto con ello. Es lo que yo llamo cofinanciación. Pero esta es otra historia de la que hablaré más adelante.

 Quiero conocer qué fuentes de financiación sueles utilizar y cómo te relaciones con ellas. Cuéntamelo haciendo click aquí.

 Y si te ha gustado lo que has leído, por favor, socialízalo: dale al me gusta, tuitéalo, compártelo.