Saltar al contenido

Lucía no lo sabía. Cómo supe yo que conseguiría financiación

(Un caso real de un préstamo con garantía hipotecaria)

📃 Índice

Si quieres saber cómo he ayudado a Lucía a solucionar su “atasco” de financiación, incluso con cuotas impagadas y atrasos con Hacienda, esta historia te interesa.

Cronología de una financiación anunciada

  • Viernes 14.01 – 13.00 horas

En una notaría de Almería, Lucía firma la financiación que necesita para poner orden en su tesorería.

Llama por teléfono.

“Ya está hecho” – Le dice a su interlocutor.

“En 5 minutos tienes el dinero tu cuenta” – responde la voz al otro lado.

Lucía sonríe. Ya puede ponerse manos a la obra.

  • 29 días antes – 17/12/21 – 17.00 horas

“Buenas tardes, Facilitáis financiación a empresas? Saludos“

A bocajarro. Sin más. Escueta.

Le respondo que me llame al móvil para poder ampliar la información.

El problema: una mala planificación financiero-fiscal a la hora de vender unos invernaderos en funcionamiento que junto a los buenos números de la empresa en 2020 han provocado un impuesto de sociedades de más de 300.000 euros.

  • 22/12/21 – 13.00 horas

“Lucía, tenemos pre autorizado el préstamo. Hay que terminar de documentar la operación, al empresa y solicitar la tasación” – Le digo.

Lucía no se lo podía creer. Llevaba intentándola ella sola un par de meses sin encontrar soluciones válidas.  

  • En menos de 72 horas hábiles, conseguimos pre autorizar un préstamo con garantía hipotecaria sobre un bien singular, un invernadero agrícola en El Ejido, para solucionar un “atasco” de deudas con la madre Hacienda por 132.000 €, varios préstamos bancarios que han entrado en mora por 27.000 €, además de proveedores, materias primas y empleados.
  • 5/01/21 – 10.30 horas

“Si hubiéramos contactado en octubre no estaría así la cosa” – Me dijo Lucía mientras atábamos los últimos flecos de su operación y esperábamos la tasación.

“El tiempo es oro y casi nunca juega a favor del que tiene problemas con la financiación” – Le respondí .

  • 11/01/21 – 8.30 horas

Recibo la tasación que me manda Lucía.

Compruebo el valor de tasación que ha salido.

“¡Bien! Por encima de lo marcado por el inversor” pienso.

Rápidamente, envío la tasación por mail al financiador, hablo por teléfono con él y nos ponemos a preparar la firma.

  • Viernes 14.01 – 13.00 horas

Lucía firma su préstamo con garantía hipotecaria y se pone manos a la obra para solucionar su problema. Pero esto ya lo sabes.

Conclusiones sobre la financiación para empresas con problemas

3 días para pre autorizar una operación complicada.

Más 4 o 5 días para preparar la firma y llevarla a notaría.

En 7 u 8 días podemos conseguir una operación de préstamo con garantía hipotecaria si tú eres rápid@ enviándonos la documentación necesaria más una semana para la tasación.

En 15 días puedes tener un “atasco” de deudas solucionado.

Necesitaba ayuda al menos desde Octubre y en 15 días lo hemos solucionado.  

3 meses necesitando ayuda y no se había puesto a ello. Luchando ella sola con los elementos: pagos, proveedores, bancos, clientes, financieras…

3 meses en los que podría haberse ahorrado mucho disgustos, pero sobre todo dinero, mucho dinero de cuotas impagadas, de comisiones por impagos, intereses de demora, etc.

Evitando la mora de sus préstamos.

Ahora sus bancos la miran mal.

Y no es culpa suya. Ella se ha hecho cargo de la empresa ante una situación complicada con los socios… ay los socios, la que llegan a liarla!

Veremos si cuando se pongan al día cambian de opinión y le siguen dando crédito comercial, el que necesita para seguir funcionando, para anticipar sus facturas y pagar a sus proveedores.

Desplegaremos un plan de actuación y comunicación con ellos una vez solucionado el problema, pero eso será otra historia.

Cómo supe yo que conseguiría financiación

¿Hemos hecho milagros? No!

Nos planteaba unas necesidades urgentes de liquidez por importe de 210.000 euros para hacer frente a cuotas impagadas atrasadas con los bancos, pagos pactados con Haciendo que no podía respetar, nóminas y proveedores.

La empresa funciona bien, tiene unos números aseados que vienen creciendo todos los años en el sector primario y más concretamente en la agricultura. Con clientes potentes y diversificados. La capacidad de pago queda demostrada y justificada.

Como garantías presenta 2 invernaderos, una vivienda y su aval personal.

“De eso nada, monada”

Le tenemos alergia al aval personal y solo lo utilizamos en contadas ocasiones. Cuando no queda otro remedio.

Con los inmuebles es más que suficiente. Una vez conocido su valor nos quedamos con el invernadero pequeño valorado en unos 700.000 euros. Suficiente para operación planteada y pre autorizada: 210.000 euros, más los gastos y honorarios.

¿Invernaderos como garantías para solicitar financiación?

Sí, los invernaderos también se pueden utilizar como aval para operaciones de financiación. No todos los intermediarios de crédito lo saben ni todas las entidades financieras los admiten como garantías.

Este es uno de los trabajos más importantes que hacemos como mediadores financieros, perfilar a nuestro cliente en base a sus necesidades, características y objetivos para conseguir la operación financiera que mejor resuelva sus necesidades en la entidad que mejores condiciones pueda ofrecerle.

¿Por qué te cuesta tanto acudir a un mediador financiero?

Inviertes en un gestor/asesor para tus papeles, en marketing para promocionar tus productos… y

¿Por qué no buscas la ayuda de un mediador financiero para ayudarte en lo más necesitas ahora?

¿Por qué tardas tanto en acudir a un mediador financiero?

Algunos de nuestros clientes acuden demasiado tarde a nosotros. No podemos hacer nada por ellos. Van a perder todo lo invertido hasta el momento y mucho más.

No es el caso de Lucía. Si hubiera acudido a nosotros en octubre le hubiéramos ahorrado todos los intereses y comisiones de demora e impagados y le hubiéramos podido conseguir la operación en mejores condiciones.

Pero no era tarde para ella y su empresa.

Acción

Dice el refrán que nunca es tarde si la dicha es buena. Pero recuerda, el tiempo es oro y nunca juego a tu favor cuando hablamos de financiación.

No esperes a los “atascos” por impago para hablar conmigo. Puede ser demasiado tarde. Puedo ayudarte de muchas formas. 

¡Que la financiación te acompañe!

José María Casero

Configurar cookies