Saltar al contenido

Necesito tu ayuda para… dar estopa y a toda vela

Te voy a hacer una pregunta y te invito a responderla

Sin tapujos

Quedará entre tú y yo la respuesta.

La pregunta, casi al final. Ahora no.

Pero antes, déjame que cuente una de esas situaciones que te marcan para siempre.

De esas que te provocan un trauma, pero te hacen más fuerte.

Tomar zumo de carne de caballo cada día.

Un vasito. Cada día.  

Mi hermano era un poco canijo y fue lo que el médico le recomendó a mi madre.

Yo no era canijo. Pero era el mayor y había que dar ejemplo.

Te decía, fue un trauma, pero me hizo más fuerte lo de tomar zumo de carne de caballo.

Oyes… le cogías el tranquillo y no estaba tan malo.

Es mentira, lo estaba, pero lo asumías y te auto programabas para pasar el trago.

Si hay algo igual o peor que la carne de caballo son las presentaciones financieras.

Son malas, son aburridas, pero nos “adormecemos” y pasamos el trago.

Sale el de marketing y se nos cae la baba: “Queremos un hijo tuyo!” Es verdad, lo he escuchado en alguna conferencia del entusiasmo

Sale el de comercial y… bueno, no se pasa mal… Sonríes

Sale el financiero…

Silencio

Bajas la cabeza

Sacas el teléfono

Empiezas a teclear como si no hubiera un mañana

De vez en cuando miras la presentación

Asientes, de vez en cuando, para parecer que estás atento

Todos los asistentes lo hacen de forma coordinada.

Parece un flashmob

Pobrecito, el financiero, solo con su presentación

¡Que se joda, por ser un triste!

Alguna, varias, muchas veces te ha pasado. Admítelo

Y aquí va mi pregunta:

🤔 ¿Por qué las presentaciones con datos financieros son aburridas? ¿Qué les sobra y qué les falta? 🤔

Quiero conocer tu opinión.

Dale al responder a este correo y cuéntamelo.

¿Que para qué lo quiero?

Porque quiero usar las respuestas como ejemplos de lo que no se tiene que hacer en una presentación financiera como arranque de Storytelling con Datos Financieros.

Vuelvo a la calle, digo a las empresas, con la edición… la verdad es que no la sé. He perdido la cuenta. Podría poner un número para impresionarte, pero no lo voy a hacer.

Voy a empezar dando estopa y a toda vela con las respuestas que reciba.

Storytelling con datos financieros. El curso presencial.

PD. Arriba.

PD2. Espero tu respuesta con mucha ilusión.

PD3. El mayor problema de los números es comunicarlos y que te entiendan. Tus jefes, tus compañeros, tus clientes, tus bancos, tus inversores. Te entienden, influyes. Así de fácil.

Configurar cookies