Saltar al contenido

El líder a tiempo completo

"líder"

El liderazgo es una actitud

"líder"

Te levantas por la mañana y ya estás liderando tu vida.

Suena a anuncio de cereales, pero es cierto.

Abarca desde la decisión de hacer gimnasia para estirar los músculos, enchufar una cadena de música o preferir las noticias, tomar ese desayuno equilibrado o medio vaso de café con un bollo antes de salir por la puerta a toda prisa.

Todas y cada una de las acciones y decisiones que tomas en tu vida pueden agruparse bajo el paraguas del liderazgo.

[piopialo vcboxed=”1″]Todas las acciones y decisiones que tomas en tu vida pueden agruparse bajo el paraguas del liderazgo[/piopialo]

Y es que un líder se nota

Y se hace notar.

No hablamos de un hombre ni de una mujer pedante. Hablamos de alguien que te hace girar la cabeza y te preguntas ¿quién es este? Pues está claro. Un líder. De lo contrario habría pasado inadvertido aunque hubiera llevado mariachis tras de sí.

5 preguntas para saber si eres un líder

¿Los líderes son personas seguras de sí mismos?

Si. Seguras en cuanto objetivos.

Saben lo que quieren y deciden que van a conseguirlo. Sin duda.

¿Podríamos decir que son ambiciosos?

Si.

Y la ambición es positiva en los negocios.

Crecer más implica dar más, crear más, hacer más e ir más lejos. Por supuesto, la ambición debe ir de la mano de la ética.

Para el líder no vale todo a cualquier precio. Sólo vale aquello que es positivo también para los demás.

El líder ¿lucha por sus intereses?

Claro.

Por sus intereses y por los intereses de aquellos que le ayudan en el proyecto.

El liderazgo se basa en la cooperación.

[piopialo vcboxed=”1″]El liderazgo se basa en la cooperación[/piopialo]

Quiero conseguir esto. Tú puedes ayudarme. ¿Te interesa? Dime que necesitas de mí para que lleguemos. De este modo ganamos los dos. Cuando un líder habla lo hace pensando en el beneficio que obtendrá él y su interlocutor. Ambos.

"liderazgo"

Esto significa que… el líder ¿no es autosuficiente?

Por supuesto que no.

El líder demuestra que conoce sus limitaciones desde la humildad. Desde el “yo sólo no puedo” y comienza a pensar en cómo resolverlas buscando aliados.

Un líder no es un ser todopoderoso.

[piopialo]Es una persona que sabe lo que quiere y que sabe comunicar a otros lo que quiere[/piopialo].

Y sabe buscar justo a la persona que necesita en el momento oportuno.

Y convence, claro que sí, porque cuando busca esa colaboración lo hace desde el beneficio mutuo y la claridad. Sabe que no puede lograrlo sin otros que le ayuden.

De modo que, el líder no es nadie sin sus colaboradores. Pero el líder es, ante todo, un generador de oportunidades. Y eso lo hace francamente interesante.

Y ahora que hablas de colaboradores… ¿te refieres a sus trabajadores?

Sí y no.

Me refiero a todas aquellas personas (e incluso cosas) que son susceptibles de ayudarle a conseguir sus objetivos. Los trabajadores, pero también un amigo, un cliente, un proveedor, un medio de comunicación, una institución y por supuesto, un banco. Ah! Y también el desayuno, la gimnasia matutina, la radio que escucha y el despertador que le levanta.

Y ahora qué??

Observa todas las piezas que rodean tu negocio.

Busca la forma de mimarlas desde un nuevo interés: Cómo puedes ayudarme en mis objetivos beneficiándonos los dos.

Tu negocio merece la pena, no para ti, sino para ellos. Estás creando oportunidades de participar en algo beneficioso para todos. Cuando una persona lleva la abundancia escrita en la cara, entra por la puerta y todos miran. No importa quién seas. Ni donde entres.

Sólo importa que creas en ello.

Sólo importa tu actitud.

Qué piensas??