Saltar al contenido

¿Pones todos tus huevos en la misma cesta? Reduce tus riesgos

"dónde encontrar financiación"

 Todo lo que pueda salir mal irá mal

"dónde encontrar financiación"

El funcionamiento normal de la empresa puede verse comprometido por la existencia de ciertos puntos críticos, cuando en un momento determinado se tuercen las cosas “todo lo que pueda salir mal irá mal”, como dice la Ley de Murphy.

Al igual que las armaduras medievales, potentes, pero pesadas, la falta de capacidad de maniobra en un momento determinado puede ser muy peligrosa.

Y ¿CUALES SON ESTOS PUNTOS TAN DOLOROSOS?

1. Tener solamente uno o dos proveedores

Si por el motivo que sea falla el suministro, no es el momento de conseguir deprisa y corriendo quien nos saque del apuro. Si es que lo conseguimos nos saldrá carísimo.

Solución:

Tener identificados los suministros críticos para nuestra actividad y contar con varios proveedores para evitar esta situación.

Así consigues estar prevenido y además mejor informado de los precios y más capacidad de negociación al no ser tan dependiente.

2. Tener pocos clientes

o bien una parte muy importante de la facturación concentrada en unos pocos. Si uno de ellos nos abandona o nos deja de pagar nos quedaremos en una posición muy precaria. En casos extremos incluso puede liquidar una empresa.

Solución:

Diversificar la facturación de forma que ningún cliente abarque más del 20% de la facturación, y si es posible menos. Esto es de aplicación en especial para los negocios B2B (entre empresas) y para todos aquellos que trabajen con proyectos.

Aumenta el trabajo de captación comercial, pero a cambio hace a la empresa mucho más sólida, asunto que se tiene muy en cuenta a la hora de conceder financiación a corto plazo en el banco (y también a largo plazo).

3. Que un solo colaborador o sólo el propietario, tenga control sobre aspectos críticos del negocio,

ya se sabe que “nadie es imprescindible, pero algunos son más prescindibles que otros”.

Solución:

Identificar las tareas críticas para el buen funcionamiento y que las domine más de una persona. Especialmente las tareas financieras si no se llevan a cabo con pulcritud y continuidad dan mala fama bancaria.

DESTACA COMO PUNTO CRITICO ESPECIAL: LA FINANCIACIÓN

No puedes depender de un solo proveedor de dinero, que eso y no otra cosa son los bancos.

Si la empresa aún es muy pequeña trata con dos bancos, y cuando tenga algo más de volumen con tres ó cuatro.

No hay que hacer de todo en todos los bancos, se trata de repartir la actividad, y conseguir también mejores precios donde los encuentres, como en cualquier otro proveedor.

Y ¿POR QUE TANTO BANCO? 

1. Si tu único banco cambia de política de concesión de créditos, y eso NO depende de las personas que conoces y a las que tratas en él, aunque tú seas igual de estupendo te puedes encontrar con que:

a) Te deniega la renovación de tus operaciones de corto plazo.

b) Te sube mucho el precio.

c) Te exige garantías que antes no te pedía.

 

2. Si en ese momento te encuentras en precario y vas a otro banco a pedir lo que necesitas te vas a encontrar:

a) Sospechas ¿por qué no te han renovado?

b) Falta de historial, “no te conocemos de nada”.

c) Si es que te lo dan, el precio y las garantías muy por encima de lo normal, que como estás necesitado vas a tragar con lo que te pongan.

 

3. Si en cambio tienes relaciones con más de un banco:

a) A la hora de renovar puedes pedirlo en más de un sitio y habiendo competencia, conseguir la operación que más te convenga.

b) El banco siente mayor seguridad al ver su riesgo compartido con otros bancos. Si ellos también se fían de ti, por algo será. Siempre estarán mejor vistas dos líneas de 15.000 que una de 30.000.

c) Sabiendo que hay más de un pretendiente, también te harán mejor oferta de precios y sus exigencias en cuanto a garantías también pueden ser menores.

d) Cuando necesites una operación de préstamo a más largo plazo, también vas a tener más y mejores ofertas para cubrirla.

 Resumiendo

En resumen, para que la empresa tenga una actividad fluida y sin demasiadas sorpresas, precisa de cierto grado de planificación. Los problemas derivados de una excesiva concentración tanto en clientes, como en proveedores, como en tareas, aumentan el riesgo de mal funcionamiento y deterioro de la actividad.

Resulta crítico en especial el fallo en el suministro de dinero, el capital de funcionamiento de la empresa es imprescindible, y su falta un riesgo letal. La mejor forma de evitar este problema es no poner todos los huevos en la misma cesta, trabajar y tener relaciones con varios bancos.

Así matas dos pájaros de un tiro, por un lado evitas quedarte colgado, y por otro estás mejor considerado y te ofrecerán mejores condiciones, hay que reconocer que la competencia es muy sana, date la oportunidad de aprovecharla.

Y tú ¿qué opinas? Si te gustó el tema te doy las gracias por compartirlo.