Saltar al contenido

No me chilles que no te veo… por esto no te escuchan

Un ciego le pregunta a un cojo: “¿Qué tal andas?”

Y el cojo le contesta: “Pues ya ves”.

¿Te has dado cuenta que nos encantan las parodias de situaciones cotidianas?

Pues sí, nos vuelven locos… caídas, errores, tropezones, malentendidos, etc. hacen que nos partamos de la risa.

Y en “No me chilles que no te veo” (la vi hace un par de semanas) se suceden situaciones muy divertidas por la falta de comunicación entre ambos protagonistas. Su incapacidad para transmitirse información entre ellos de forma adecuada te hará soltar más de una carcajada.

Esta semana me contaban 3 situaciones diferentes:

📃 Índice

1.Director Financiero: “Mi jefe me tumba todos los proyectos aunque sean buenos, haya beneficios y estén alineados con la estrategia de la empresa. Parece que nunca sea suficiente”.

2.Emprendedor: “Te quiero mucho, pero pan poquito. No soy capaz de convencer a los nuevo inversores para que pongan más dinero en la empresa y eso que me dicen que les gusta”.

3. Empresario que está angustiado por la renovación de sus pólizas de crédito a principios de 2023 porque sus fans (los bancos) ahora le dicen que la empresa está muy endeudada. Y eso le angustia.

¿Te identificas con alguna de estas situaciones reales?

Los 3 están chillando y no les ven.

No están utilizando la estrategia de comunicación adecuada.

“Se tú mismo”

“Trata de los demás como te gustaría que te trataran a ti”

Ahí está el error, transmitido desde bien pequeñitos.

Trata a los demás como ellos quieren que les trates y no como tú quieras

Aplicado a nuestros casos, ¿Cómo les gusta a nuestros interlocutores que nos comuniquemos con ellos?

Hay 4 tipos de personas.

No lo digo yo, lo dice Carl Jung

1.Analíticos: son objetivos y necesitan muchos datos e información para tomar decisiones. Para ellos no es lo mismo un 6,25 que un 6,29.

2. Pragmáticos: Odian perder el tiempo y los discursos emotivos. Necesitan un esquema de qué quieres hacer, cómo lo harás y qué van a conseguir (los beneficios).

3.Creativos: Informales (en el buen sentido), pasionales y el gusto por las novedades son sus señas de identidad. Les abruman los datos y los detalles técnicos.

4. ColaboradoresBuenrollistas les costará decirte que no a nada. La comunicación con ellos tiene que ser muy emocional.

Ahora te toca a ti

¿En qué tipo psicológico metes a las personas a las que presentas tus datos financieros?

Tenerlo claro te permitirá “resonar” en tu público y conseguir la influencia y la visibilidad que quieres para ti y tu trabajo.

Este es el inicio… luego todo lo demás

Definir adecuadamente a tu público, antes siquiera de preparar la presentación, es BÁSICO.

Es lo primero que trabajaremos en

Programa. Storytelling con Datos Financieros.

PD. Arriba.

PD2. No te digo más. 

Configurar cookies